'""'>

viernes, 23 de febrero de 2018

HO CHI MINH Bình Tây Mercado Chợ Lớn

Después de visitar la pagoda de Gian làm y descubrir las raíces budistas de 
Ho Chi Minh. Me sumerjo de nuevo en el caótico trafico de la ciudad y pongo 
rumbo al CHINATOWN vietnamita. Me espera el MERCADO BINH TAY.
La antigua Saigón atesora cinco mercados diferentes en su urbe, este se 
encuentra en el distrito cinco se fundó en 1780 "Chợ Lớn" significa el mercado 
grande y es el gran centro comercial de la capital del sur, el barrio y su mercado
 atesoran una población de medio millón de habitantes de origen chino, de la 
etnia Hoa una de las 54 etnias que pueblan Vietnam.
Remontándonos en el tiempo descubrimos que Bình Tây fue financiado, por un 
comerciante chino llamado Quách Đàm, se ganaba la vida con la basura y
 materiales de desecho, curioso: reciclaje a finales del siglo XVIII, más tarde 
ampliará el negocio y ganó con el mismo una fortuna.
El mejor momento para visitarlo a primeras horas de la mañana. En el exterior 
una actividad frenética que comienza a las 5 de la mañana y es el lugar preferido
 por sus habitantes para venir a desayunar. 
Vocablos que aprender:"Bun Rieu Cua" sopa de fideos y cangrejo que
encontraremos en cualquier puesto callejero y "Pho" la sopa de fideos de
arroz que aquí en el sur es habitual tomar en el desayuno.
Otro de los ejercicios que tendréis que hacer en la visita al mercado, esquivar los 
restos del desayuno que esperan en el suelo a ser recogidos.
Ni lo que te imaginas, encontraras aqui. Postales de Chợ Lớn.
Calendarios de año nuevo comparten espacio con los diferentes y variados
inciensos para las numerosas deidades vietnamitas, por encima de tod@s los
venerad@s esta "Ong Troi" el guardián del destino humano.
 En este puesto descubro con sorpresa: una tradición arraigada en Vietnam.
El séptimo mes lunar es el mes de los fantasmas, un día a destacar 
“el día del perdón de los difuntos”. 
En ese día se queman objetos votivos para que los difuntos tengan una vida 
plena y cómoda como los seres vivos (ya os hable de las creencias sobre los 
difuntos en la entrada anterior). Por eso aquí encontramos “en papel” cajitas con 
ropa, móviles, dinero, zapatos, accesorios incluso de marcas de renombre, que se 
quemaran en memoria, gratitud y respeto hacia los ancestros fallecidos.
Otra sorpresa los olores que nos llevan hasta los puestos de pescado seco, 
calamares,camarones,langostinos y los sorprendentes pepinos de mar, animal 
que habita en el fondo del océano y que es utilizado en la medicina tradicional 
china en tratamientos contra afecciones de los riñones, la sangre, úlceras 
estomacales y cáncer de estómago.
La medicina en Vietnam utiliza tres métodos diferentes para curar enfermedades, 
siendo una práctica muy arraigada el método de curación con los cinco
elementos. Madera, tierra, agua, fuego y metal, cada elemento se corresponden 
con un órgano vital. Según la medicina tradicional vietnamita cuando se estanca 
nuestra energía Chi en alguno de ellos, enfermamos, la madera está asociada con
 el hígado, la tierra con el bazo,el agua con el riñón,el fuego con el corazón, el 
metal se asocia con el pulmón. Nos ponen un sencillo ejemplo: cuando no 
podemos expresar la rabia que sentimos, nos terminará produciendo trastornos 
de hígado. Hay un museo en la ciudad de visita obligada,donde descubrirás como
 yo todos los secretos de la medicina vietnamita.
Que ven mis ojos "caballitos de mar" ante mi cara de sorpresa, sonríe el
vendedor y me dice que los usan como afrodisíaco. No sabrán que hoy día están
casi en peligro de extinción. Mitos y leyendas sobre los animalejos que se
consumen en todo Vietnam y que ya veréis más adelante, me atrevi a degustar
en el delta del Mekong.
Los vietnamitas también utilizan la medicina tradicional china, compuestos de
hierbas milenarias y raíces. En menor medida la medicina occidental, dado el
elevado coste de los medicamentos y que aquí desgraciadamente no existe
sistema gratuito o económico de poder ser atendido por un facultativo médico.
Sacos llenos de raíces hierbas y setas con curiosos nombres como el Reishi
llamado “hongo de la inmortalidad”, el hongo Melena de león compuesto por
espinas largas y sobrepuestas, que asemejan a la melena del gran minino, el
Maitake apodado “hongo que baila”, nos cuentan que por su porte, les recuerda
 a un baile de mariposas y los Shiitake más conocidos en occidente porque ya lo
ponemos en muchos de nuestros platos. 
En la parte interior del mercado se respira un poco más de tranquilidad 
que en la exterior.
Recovecos y rincones de Chợ Lớn. 
El mercado también nos deleita con los productos que traen a diario los 
agricultores vietnamitas que cultivan los campos de Vietnam del Sur.
Esta anciana posa gustosa mientras pela Quả nhãn los llamados ojo de dragón 
porque nos dicen que cuando se pela su redondo interior semitransparente,al 
mostrar su semilla hace que el conjunto parezca una pupila. En Vietnam y como 
medicina tradicional los consumen para mejorar el insomnio, palpitaciones, 
pérdida de memoria y mareos.Yo los desayunaba a diario estaban deliciosos. 
SầU RIÊNG aquí llamado "rey de las frutas" esta fruta espinosa adorada &
 odiada por su sabor (la probé en el hotel, como un queso de los que tira para 
atrás y no sabría descifrar qué otro ingrediente, una y no más) por algún@s 
repudiado por su intenso olor a cebolla pocha o agua estancada, llama la atención
 también su descomunal tamaño.Pero quién se iba a ir de Vietnam ¡sin probarlo ! 
Merime no.
Y aquí que descubro otra de las cosas que te llamará la atención en todo
 Vietnam. Su curiosa forma de sentarse (curiosa para el occidental claro).
"Se ponen en cuclillas" su posición de reposo, en vez de mantenerse de pie.
Sin prisa pero sin pausa transcurre la vida en el mercado, encontrarás que a 
veces te miran con la misma curiosidad que tu a ellos y como respuesta siempre 
te regalan una sonrisa lo que te lleva a tener una bonita conexión con ellos.
Otro de los divertidos episodios que viví en Chợ Lớn. “Las marañas de cable”,
cuando un cable queda inutilizado, en lugar de quitarlo “colocan uno nuevo”
no sé ni cómo los palos o columnas que lo sujetan no se vienen abajo. Un  grupo
de turistas entre risas nos paramos a inmortalizar el momento (no el de la
derecha no,ese tampoco) y ellos a su vez sonriendo móvil en mano, hacían lo
mismo con nosotros. Estos cableados son otra de las estampas de te llevarás de
Vietnam. Ahora me pongo seria y a la mente me viene una expresión muy
española.¡Suerte y al toro!: o más bien a la motocicleta.
Quería visitar la otra parte del mercado que se encuentra frente al primero. 
Miras el asfalto respiras hondo y comienzas a caminar sin mirar ni
 (a izquierda o derecha) sin pararte ni dudar y como si de un encantamiento se
 tratara o te imaginas que estás dentro de una burbuja protectora como Goku,
llegarás a la otra acera sin recibir un rasguño- te habran esquivado.
Te preguntas: como en una pequeña motocicleta
 pueden portar semejante carga sin desestabilizarse.
"Como no decir inolvidable", como inolvidables contrastes nos regala el barrio,
al encontrar el templo Ba Thien Hau. En el bullicio y caos un remanso de paz.
Dedicado a Mazu "la diosa del mar", protectora de barcos y marineros.
Como llegar de Binh Tay al templo.
Me despido de Chợ Lớn con la historia del héroe nacional que preside esta
rotonda. Phan Đình Phùng revolucionario vietnamita que luchó contra los
franceses que invadieron Vietnam en el siglo XIX. Recordado por su voluntad y
principios. Se negó a rendirse ante el ejército enemigo que le obligó a ver como
profanaron las tumbas de sus antepasados y amenazaron a su familia. Phan al
final murió de disentería, sus seguidores después de ser apresados, ejecutados.
Ni que decir que se necesita al menos medio dia para poder disfrutar de Bình Tây
Ahora me desplazo a otro imprescindible en Ho Chi Minh visitar:
EL MUSEO DE LOS RESTOS DE GUERRA.
Cómo llegar transporte del centro ciudad a Binh Tay Market

Otros destinos en Vietnam:
Los túneles de Củ Chi : ĐịA ĐạO
                                                                                                                                 

© Mercedes Moreta














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu opinión aquí....gracias.